5 comentarios

Siete cosas para ser feliz

El parto fue el día de nuestro segundo aniversario de boda. Sí, ni un día más ni un día menos.

Esa noche en la que probablemente hubiéramos ido con mi tripa y mi dieta estricta a cenar algo con pocos hidratos, di a luz a un pequeño glotoncete, llamemosle Torresnín. Nació pequeñito porque se adelantó varias semanas, pero no necesitó estar en incubadora y a los tres días estábamos en casa.

Cats&Babies

Nada más nacer la gente me decía “felicidades mamá”, pero yo realmente no me consideraba madre aún, no me sentía diferente al día anterior. Bueno sí, me encontraba mal, el parto había sido duro y me dolía todo. Pero eso no me hacía más madre. Creo que el ser madre es algo en lo que te convierte más la experiencia que el dar a luz.

Al principio tenía la impresión de que era como cuidar de una mascota. Lo quieres, quieres que esté bien, le das de comer, limpias, le dejas dormir. Como sólo interactuaba para llorar y quejarse, alguna noche de cansancio llegué a pensar si no había cometido un error al traer al mundo a alguien tan infeliz.

Pero cuando empezó a sonreir todo cambió. Cuando se rie es que está a gusto, se encuentra bien y a mí eso me hace feliz, increíblemente feliz. Más feliz que cuando aprobé el carnet de conducir o Campos Electromagnéticos I, o cuando subí arriba del Rockefeller Center, o cuando pasé tres días atrapada en un pueblo perdido islandés por una nevada. Ahora hay un pequeño Torresnín que cada vez que sonríe me hace sentir mejor que en los mejores momentos de mi vida. ¡Y nos ha salido risueño! Y es que mi niño es feliz y lo demuestra si se reunen estas condiciones:

  1. Tiene la tripa llena de comida caliente.
  2. Ha dormido y descansado.
  3. No tiene frío ni calor.
  4. No tiene gases.
  5. Ha hecho caca y tiene el pañal ya limpio.
  6. No le duele nada
  7. Tiene a alguien dándole cariño.

Y por eso ahora ya me siento un poco más “madre”, porque hay una personita que empezando a descubrir el mundo me ha enseñado a mí que llevo aquí tanto tiempo, las cosas realmente importantes.

Publicado originalmente en https://catsandroids.wordpress.com
bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

3 comentarios

And Babies

And Babies

En la última entrada bromeaba con el aumento de la familia. No era broma. Estoy ya a puntito de caramelo. Cualquier día ya puedo rebautizar oficialmente el blog como CatsAndroids&Babies. Me encuentro en la recta final del embarazo, y cualquier día podría ser el día D.

Pero como Pirata aún es la reina de la casa, y este es su blog, os voy a contar cómo estoy viviendo el embarazo con un gato:

NORMAL.

Y ahora un poco más extenso:

Antes de quedarme embarazada ya sabía que los gatos juegan un papel importante en el ciclo vital de la toxoplasmosis, enfermedad que si coges durante el embarazo puede dañar muy seriamente al embrión/feto. Una de las últimas veces que fui al veterinario cogí un folleto realmente útil, este de la Fundación Affinity. En él están muy bien explicados los riesgos que hay de contraer la toxoplasmosis en el embarazo, y como minimizar e incluso eliminar por completo un riesgo.

Pirata_con_cara_penita

¿En serio serías capaz de mirarle a esos ojos y decirle que se tiene que “ir”?

Mi propio resumen es:

Hay dos formas de que una mujer embarazada y que previamente no haya pasado la toxoplasmosis se contagie:

    • Comiendo carne cruda infectada con parásito vivo
    • Comiendo el parásito eliminado por las heces del gato infectado

Luego si evitas ambas formas de contagio, no puedes infectarte. Estos son mis consejos como embarazada casi a término que no se ha contagiado en los 8 meses, sobre cómo minimizar/eliminar las posibilidades de contagio:

1) Sobre la carne infectada con el parásito:

No te comas al parásito vivo, mátalo antes: Cocina bien toda la carne que tomes, o por lo menos, tenla congelado a la temperatura adecuada el tiempo suficiente como para matarlo. Como mi congelador no me daba ninguna garantía, mi opción en este caso ha sido la de cocinar. Adios al jamón y los embutidos durante el embarazo…

2) Sobre, ejem, comer heces de gato:

Primera opción: Al consumir verduras, frutas y hortalizas crudas.

Pues las puedes comer sin darte cuenta al hacerte una ensalada, por ejemplo. Por si no lo sabías, las lechugas o las fresas crecen en el suelo, un lugar ideal para que cualquier gato erial vaya haciendo sus cacas. ¿Qué he hecho yo para minimizar el riesgo? Lavar muy bien y con unas gotitas de lejía cualquier verdura o fruta que fuera a comer cruda.

Segunda opción: Te comes las heces de propio gato.

En esto hay que tener en cuenta que:

  • Un gato sólo te puede contagiar si antes se contagia él comiendo carne infectada, y además durante unas pocas semanas –> Por tanto, y esto es lo más importante de este post: Si tu gato vive contigo en un entorno cerrado, no sale a la calle, no hay ratones en tu casa ni tampoco le das de comer carne cruda o cocinada por tí. Es decir, si puedes controlar el que tu gato sólo coma pienso seco o latitas de comida cocinada, es imposible que tu gato se contagie. ¿Qué hice yo? Arresto domiciliario de Pirata hasta que no termine el embarazo; no me la he llevado a casa de mis padres a que corretee por el jardín, lleva los 8 meses en mi piso y sólo ha salido una vez para ir al veterinario.

Además, puedes minimizar los riesgos de que tu gato pudiera contagiarte a tí:

  • Sólo puede contagiarte una vez en su vida y durante unas pocas semanas después de infectarse: Por si acaso y con arresto domiciliario incluido, desde que sé que estoy embarazada no limpio yo el arenero. He de reconocer que al principio era más por el riesgo de contagio, al menos hasta que pasara el periodo de “cuarentena” en que Pirata podría estar infectada y contagiarnos. Ahora ya es porque tengo un barrigón que me impide agacharme normalmente.
  • Los quistes que eliminan por las heces sólo son infecciosos a partir de las 24 horas de estar en contacto con el aire: Como medidas de higiene a tener en cuenta siempre:, haya embarazo o no, limpiamos las cacas a diario (luego no ha dado tiempo a que los quistes del parásito estén en contacto más de 24 horas con el aire), con una paleta (nunca, nunca, jamás de los jamases con las manos), y tras limpiarlo nos lavamos las manos, aunque sólo hayan tocado el mango de la paleta.
  • No tengo conmigo los datos exactos de por qué era así, pero me dijo que la veterinaria que la cadena “Gato se limpia el ano con la lengua, te chupa a ti la mano, y tu luego chupas tu mano” no puede transmitir tampoco la enfermedad. Por si acaso, y durante el periodo de “cuarentena” en el que Pirata aún podría haber sido infecciosa por no haberle controlado tanto la comida, tuve más cuidado del habitual de lavarme las manos antes de las comidas y después de tocarla.

Ojo: Si vives en el campo, cultivas sin guantes tus propias lechugas que no lavas apenas por que son naturales y sin pesticidas (lo que no manta engorda, eh pulgones), y hay gatos sueltos en esa zona (propios o ajenos), el riesgo de que cojas la toxoplasmosis es real. Por el bien de tu bebé, no te la juegues. Por lo menos, usa guantes y lava extremadamente bien lo que te vayas a comer crudo.

Finalmente, no iba a decirlo pero no puedo evitarlo: Antes de dar un consejo por el “bien” de una familia (padre, madre, bebé y gato incluido), infórmate bien.

No han sido pocas las personas que durante el embarazo me han hecho contradictorios comentarios como: “Y ahora, ¿que vas a hacer con el gato?” y “Qué tontería moderna esta de lavar todo lo que vayas a comer crudo, antes la gente no lo lavaba y no pasaba nada”.

Demostrado, el 100% de las veces, ni sabían cómo se contagia el gato, cómo te contagia a ti, ni podían siquieramente sospechar que la manera más fácil y habitual de contagiarte no son los gatos que tienes en un piso, ni siquiera el comer jamón o carne cruda (que tiene sus controles en los mataderos), sino que lo más seguro es que te contagie esa lechuga que no lavaste (o lavaron) bien.

En estos casos, mi consejo: no te alteres, no seas una gato-talibana. No te dejes llevar por el “Cómo que qué voy a hacer con ella? Pues tenerla en casa, en su casa, disfrutando del mucho cariño, compañía y alegría que me da todos los días del año. Cosa que tú no haces, BOCACHANCLA”.

En serio, piénsalo, sonríe y no lo hagas. Con la actitud anterior no conseguirás nada, es más importante transmitirles que estas informada y contarles el ciclo de la enfermedad. El 95% de las veces que he hecho esto, la gente ha escuchado, ha entendido mi decisión y creo que incluso han agradecido el conocer un poco más sobre los misterios de la naturaleza.

El embarazo ya casi ha llegado a su fin, y estoy muy contenta de cómo ha sido el vivirlo con Pirata. Ahora queda el cómo compaginar gato y bebé, pero eso ya vendrá… Como avance: “La gata Pirata odia las puertas cerradas, se pone delante a llorar e intenta abrirlas. Para evitar esto, en su casa es muy raro que haya puertas cerradas. Los bebés y los gatos no deben estar juntos sin la supervisión de un adulto, luego si dejas al bebé durmiendo y te vas a otra habitación, debes cerrar la puerta (sin gato dentro). Para evitar cansinos lloriqueos de esta gata, su maravillosa, guapísima y magnífica dueña había previsto algo menos de un mes de adaptación, cuando ella ya estuviera en casa más tiempo, para que Pirata fuera acostumbrándose a las nuevas rutinas sin pensar que éstas eran debidas al nuevo invasor (aka, el bebé). Pero parece que el maravilloso++, guapísimo++ y magnífico++ bebé va a adelantar su llegada… El periodo de adaptación a la mierda, y las rutinas familiares tendrán que cambiar de la noche a la mañana”

Continuará…


Publicado originalmente en https://catsandroids.wordpress.com bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

4 comentarios

KeepAlive

Cats…

Pirata, THE CAT

Hace meses que no escribo en el blog, supongo que será por dejadez o porque otros temas como el futuro aumento de la familia me han tenido ocupada.

Hoy me he sentido en la obligación de actualizar el blog para contar los últimos acontecimientos…

Androids…

Empecé a escribir el blog en Julio de 2010, pocas semanas después de haberme Androidizado definitivamente con un Nexus One. Durante estos años, el Nexus me ha servido como un valiente. Hace como un año, sus problemas de espacio para aplicaciones se acuciaron, principalmente debido a que aplicaciones del propio Google (Play Store, Maps, etc…) se iban haciendo cada vez más grandes. Llegó un momento en el que si quería instalar una aplicación nueva había que desinstalar otra, y muchas aplicaciones ni siquiera me planteaba el instalármelas por el tamaño que ocupan.

Cuando esto comenzó a pasar hubo que tomar una decisión drástica: Había que aumentar la familia Android: tenía que cambiar de móvil y buscarle un buen retiro al Nexus One. Tras descartar varios candidatos, el elegido ha sido un Nexus 4 de Google. Ha sido muy difícil hacerme con uno, pero mi Nexus One me ayudó a conseguirlo: lo compré desde el móvil justo antes de comenzar una reunión de trabajo. Horas más tarde me enteré de que sólo había durado el stock para 12 minutos de venta, mi recibo de compra es del minuto 8.

Polémicas sobre el proceso de venta aparte, estoy muy ilusionada porque podrían faltar ya sólo un par de días para tener el nuevo móvil!

Pirata creo que se huele algo, no quiere dejar de ser el centro de atención y ya ha comenzado a practicar modos de deshacerse del nuevo miembro…

 


Publicado originalmente en https://catsandroids.wordpress.com bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

3 comentarios

Otoño desde el móvil

Este año el otoño está siendo un poco perezoso, pero poco a poco empieza a dejarse ver.

image

image

image

La última foto es totalmente gratuita, lo sé.

3 comentarios

En Marte!!!

Hace un par de días me llevé una grata sorpresa.

Estaba viendo el Telediario, y contaban como la sonda Curiosity había realizado la primera retransmisión de sonido en y desde Marte.

Primero emitieron a un señor hablando, y luego una canción creada para tal fin. Pensé: es probable que la canción ya la llevara grabada la sonda, para no tener que esperar a retransmitirla desde la tierra. En estas recordé que una vez hace años me apunté en una página web de la NASA para que mi nombre fuera en una sonda espacial.

Buscando en el correo (gracias Gmail por guardarme los correos antiguos), encontré mi certificado:

InMars

Yeah, my name is on Mars

Sí, esa lista en la que me apunté hace un par de años era para que mi nombre fuera dentro de un microchip hasta Marte. ¡Y ha llegado, y está ahí! Bueno, o eso creo, porque realmente la página de la NASA no lo aclara, sólo dicen que lo estaban preparando pero no está actualizado.

Ahora, cada vez que oigo una noticia sobre la Curiosity en Marte presto más atención: La sonda tiene que sobrevivir, y no quemarse ni congelarse. Guarda algo muy preciado: mi granito de arena en la exploración espacial.


Publicado originalmente en https://catsandroids.wordpress.com bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

2 comentarios

Senderismo y Siete Picos

Es habitual oír hablar a la gente de cómo echa de menos el mar, lo especial que es para ellos. Otras personas se quedan en su memoria con ciertos edificios o lugares. Otras como yo, lo que echamos de menos son las montañas. Hay montañas que se hacen querer, y una de ellas es Siete Picos. Tan importante puede llegar a ser, como para aparecer en el escudo del pueblo que habita a sus faldas: Cercedilla.

Ayuntamiento de Cercedilla

Los serranos sabemos muy bien cuál es esta montaña. Ya desde Madrid capital se pueden ver a lo lejos sus cumbres. Acostumbrada a vivir bajo su eterna vigilancia, siempre que puedo ver la línea de montañas de la Sierra del Guadarrama los busco, y cuando los distingo me siento un poquito más cerca de casa. Si habéis llegado hasta aquí y no sabéis de qué os hablo, este es el aspecto que tienen desde el Teleférico de la Casa de Campo:

sietepicos1

¿Veis los picos? Son los que están juntos debajo de la marca

sietepicos2

¿Ahora los distinguís?

Hoy quería compartir algunas fotos de esta montaña y su entorno. Si algún día estáis por Madrid o alrededores y no sabéis bien qué hacer, subir a hacer una ruta a Cercedilla y visitar algunos de estos lugares es una experiencia más que recomendable.

Desde la estación de tren de Cercedilla sale una pequeña senda que enlaza con el camino Puricelli o carretera de la República, llamado así porque en tiempos de la 2ª República se empezó a construir por aquí una carretera que enlazaría Madrid con Segovia atravesando el puerto de la Fuenfría en lugar del Puerto de Navacerrada. Tras más o menos una hora de recorrido se pueden ya ver paisajes como este de Siete Picos desde la Pradera de Los Campamentos de Peñota:

IMG_6563c

Si subimos sólo un poco más, hacia la antena de televisión que hace de repetidor para Cercedilla tendremos otra vista de Siete Picos. Si subís hasta ahí, fijaros en este esqueleto de pino, que pese a estar entre rocas y a merced de los vientos sigue en pie.

IMG_0925

Si en lugar de mirar hacia Siete Picos miramos al lado opuesto, podemos ver los pueblos cercanos y al fondo del horizonte, donde el azul se convierte en marrón, se encuentra Madrid. Más cerca, se ven los pueblos de Los Molinos y Guadarrama.

IMG_0918

Subir hasta la pradera de Los Campamentos y el repetidor de televisión es bastante sencillo, pero si lo que planeáis es una ruta de 4 o 5 horas os podéis animar a subir a lo alto de Peñota. La foto siguiente está tomada muy cerca de la cumbre. La zona clara a la izquierda entre el verde de la montaña es el mirador de la reina, y todo ese valle verde de la izquierda es el Valle de la Fuenfría. Un poco más a la derecha, Siete Picos. ¿Sólo contáis seis? El séptimo se encuentra un poco más retirado, a la izquierda y un poco hacia delante. Tiene su propio nombre: Majalasna. A la derecha de Siete Picos está la Bola del Mundo o Alto de Guarramillas, y a la derecha de éste la Maliciosa.

IMG_6538

Si llegados a esta altura de la ruta seguís subiendo, lo que podréis ver será cosas como las siguientes:

IMG_6518

Es lo que tiene estar en la cima de la montaña, que lo ves todo desde arriba.

IMG_6503d

En la siguiente foto, además de poder ver lo que he comentado antes (Puerto y Valle de la Fuenfría, Siete Picos, La Bola y La Maliciosa), también se ve a la izquierda del todo el Montón de Trigo, que por su forma podréis reconocer.

SietePicosYBolac

Para un día ya está bien. Las vistas desde esta montaña son increíbles y os dejarán muy buen sabor de boca. Pero si queréis ver vistas impresionantes, hay que acercarse a Siete Picos.  Lo primero que impresiona es verlos desde cerca, por ejemplo desde el Mirador de los Poetas, cerca de la Pradera de Navarrulaque. Para que os orientéis con las fotos que he puesto antes, Navarrulaque está en el Valle de la Fuenfría muy cerca del Mirador de la Reina. Esta subida es bastante sencilla, se puede hacer con niños. Se puede dejar el coche en las Dehesas, y subir por un tramo de la calzada Romana que lleva a Segovia y después coger la carretera de Navarrulaque.  Así es como veréis Siete Picos si subís hasta aquí:

IMG_4028_editado-1

Siete Picos desde el Mirador de los Poetas

Otra opción para acercarse a Siete Picos es llevar el coche a Camorritos, estación del tranvía que sube al puerto de Navacerrada y Cotos (línea C9 de Cercanías), y subir hacia Collado Albo. Hay varias opciones para hacerlo se puede sólo subir por senderos entre los pinos, o seguir (con precaución) las vías del tranvía:

IMG_0940

Siete Picos desde Collado Albo

IMG_0970

También es muy bonito hacer este recorrido dentro del tranvía.

Finalmente, si le habéis cogido ya el cariño suficiente a esta montaña, os podéis animar a subir un día a Siete Picos (2138 metros en su pico más alto). Hay básicamente 4 opciones para subir:

  • Se puede hacer “por las bravas”, y subir andando desde el pueblo de Cercedilla (1200 metros) hasta las cimas de la montaña.
  • Aparcando el coche en Camorritos, se sube a Siete Picos, y de ahí al Puerto de Navacerrada. Desde el puerto se baja en tranvía de nuevo hasta Camorritos. Esta ruta la hice hace un par de años y no hubo problema, aunque ahora creo que el tranvía ya no para en Camorritos.
  • Subir en coche hasta las Dehesas (1340 m), y desde ahí emprender la marcha a Navarrulaque, Majalasna y Siete Picos.
  • O bien subir en coche o tren hasta el Puerto de Navacerrada (1850 metros) y desde ahí subir por El Telégrafo y continuar andando hasta Siete Picos.

De un modo u otro, ver Siete Picos de cerca y las vistas increíbles que desde ahí se tienen merece la pena:

img_2578

De Majavilán al sexto pico se pueden ver ya estas piedras graníticas.

img_2570

Los Picos desde el Sexto Pico, y de fondo el repetidor de televisión de la Bola del Mundo.

La siguiente panorámica es la recompensa que recibes cuando alcanzas los 2138 metros de su pico más alto (bueno, pongámosle 2130, que me daba miedo “escalar” hasta el vértice geodésico). Se ve Cercedilla al completo, incluidas las montañas y valles que lo rodean, más allá Los Molinos y Guadarrama (y sus montañas) y si miramos a lo lejos también se podría ver Madrid (pero a esta distancia no se reconocen construcciones). Si pincháis en la foto la podréis ver más grande.

Vistas desde Siete Picos

Por último, os dejo un Time Lapse de Siete Picos hecho desde la colonia Los Prados, en Cercedilla:

Siete Picos from fregandolosplatos on Vimeo.

Espero que a los que no conocían Siete Picos pero suelen mirar a la Sierra desde lejos, esta entrada les sirva para conocer esa silueta en la lejanía un poco mejor. ¡Animaos a visitarlo y no os defraudará!


Publicado originalmente en https://catsandroids.wordpress.com bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

2 comentarios

Animales retocados

No es que ahora Pirata se haya puesto un tocado ni nada por el estilo, sino que en un día como hoy tener un móvil en mis manos y mucho tiempo por delante, me ha llevado a perseguir a todo bicho con pelo o plumas que me he encontrado, y he hecho esto…

image

Pirata

image

Lola

image

Chula

image

Lola y Pirata

image

Las gallinas

image

El caballo del vecino


Publicado originalmente en https://catsandroids.wordpress.com bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

A %d blogueros les gusta esto: