1 comentario

Conexiones de datos

¿Por qué necesitamos datos?

Para sacar un buen rendimiento de los últimos smartphones en el mercado, es imprescindible tener una buena conexión de datos. Esta conexión se usará tanto para sincronizar correo, chat, noticias, etc… como para descargar los datos que necesitan muchas aplicaciones, por ejemplo, Google Maps, o el navegador.

¿Qué tipo de conexión de datos elegir en cada momento?

El tipo de conexión a elegir, dependerá de la velocidad de transmisión que necesites en ese momento y la batería que puedas permitirte gastar.

  • GPRS: Es la más lenta de las inalámbricas. En las opciones del teléfono en lugar de GPRS, normalmente nos aparecerá GSM (o 2G o G) su homóloga de voz. Cuando simplemente queramos tener activa la sincronización, pero no vayamos a navegar ni a utilizar aplicaciones que se conecten a internet, esta debería ser la opción que activemos si queremos que la batería nos dure algo más. Eso sí, debemos recordar que estamos forzando una conexión más pobre, y si queremos navegar sin que todo vaya leeeento, pasar a 3G. Solución no apta para perezosos.
  • 3G/HSPA: En teoría podría ser muy rápida, pero dependerá mucho de lo cerca que estemos de la antena que nos dé cobertura. En las opciones del teléfono en lugar de HSPA, normalmente nos aparecerá 3G o UMTS o WCDMA, sus homólogas de voz en Europa (UMTS) y EEUU (WCDMA). Cuando queramos hacer un uso más intensivo de la conexión a Internet del teléfono, salvo que podamos usar una WiFi con mejor calidad de señal, usaremos esta opción.
  • WiFi: La velocidad que puede alcanzar, en este caso dependerá mucho de la calidad de la red (normalmente ADSL) a la que nos conectemos. Como normalmente las antenas que nos van a proporcionar cobertura WiFi estarán más cerca de nosotros que las antenas HSDPA, la cantidad de potencia que tendrá que usar el móvil será menor, lo que redundará en un menor gasto de batería. Por tanto, cuando queramos hacer un uso intensivo de Internet y estemos cerca del router inalámbrico al que nos conectaremos, deberíamos elegir esta opción.
  • Bluetooth: No la usaremos para conectarnos a internet, sino para transferencia de archivos. Personalmente, siempre que puedo evitar usar bluetooth, lo evito. Por ejemplo, utilizando programas como “ES File Explorer” que no sólo te deja navegar por el sistema de archivos del teléfono, sino que también te permite conectarte al sistema de archivos de tu PC. La única condición es estar conectados al mismo router.
  • USB: Sólo la usaremos para transferencia de archivos. La más fiable y la que menor consumo de batería requiere. Eso sí, no es inalámbrica, y hará que tengas que levantarte a por el cable y a enchufarlo del teléfono al ordenador.

En otro post contaré cómo podemos elegir estas conexiones siempre que queramos.

Anuncios

Un comentario el “Conexiones de datos

  1. […] unas semanas, en este post escribía sobre los tipos de conexiones de datos que existían. Hablaba de que cuando utilizábamos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: