2 comentarios

Todos tenemos un pasado

Todos hemos sido pequeños alguna vez. Incluso los FMH(Felinos Maníacos Homicidas).

¿Y qué hacer cuando llega un pequeño gatín a nuestra casa? Hay muchas páginas de Internet donde podemos encontrar diferentes consejos. Yo más que aconsejar os voy a contar lo que hice cuando de la noche a la mañana me encontré con un gatín (que luego resultó ser gatina) en casa.

Primera noche

A los gatines sus madres siempre les dejan en lugares escondidos y pequeños. Necesitaba un lugar tranquilo y seguro para Pirata, y elegí una caja grande de cartón, en la que puse lo que de momento cubriría sus necesidades básicas:

  • Un cuenquito con algo de pienso para gatitos humedecido.
  • Unas camisetas viejas de algodón en un rincón.
  • Una caja de plástico pequeña con un poco de arena absorbente.

Dejé la caja en la cocina, que a partir de ese día sería el lugar donde Pirata pasaría las noches.

Primeros días

En cuanto pude, la llevé al veterinario para que la revisaran y desparasitaran. Allí también compré leche en polvo para gatos, porque me dijo que era aún muy pequeña para comer sólo pienso.

Cuando tenía que ausentarme de casa, la dejaba siempre encerrada en la cocina, con todas sus cosas aún en la caja de cartón en la que hice una puertecilla para que pudiera entrar y salir.

Y cuando estaba en casa, jugaba mucho con ella para que se acostumbrara a estar con personas. En estos días es cuando conoció a sus primeros enemigos, El Lince y La Cuerda de La Persiana.

No parecía blanca cuando llegó

Su primer gran enemigo: La cuerda de la persiana.

FMH (Felino Maníaco Homicida)

En algún momento, el Lince la miró mal, y empezó su enemistad.

Primer mes

Si la gata iba a vivir conmigo, para mí eran importantes ciertas cosas:

  • Tenía que acostumbrarse a dormir, al menos, cuando nosotros durmiéramos. Para eso la encerraba (y la sigo encerrado), todas las noches en la cocina. Por esto mismo, es en la cocina donde tiene el cajón de arena y la comida.
  • La bandeja de arena tenía que molestar lo menos posible. Encontré por internet una similar a esta. Se puede poner en una esquina, está cubierta y tiene puerta. Al principio lo usaba sin la puerta, y cuando fue un poco más grande se la puse y la enseñé a entrar.
  • No quería que arañara los muebles, así que junto a la bandeja de arena le compré este rascador. Desde el primer momento no tuve que hacer esfuerzo alguno para que lo usara como rascador, aunque lo que no conseguí fue que utilizara la parte de abajo como cama.
  • Y por último, pero no menos importante, tenía que acostumbrarse a viajar en el transportín. Por ello, sustituí la caja de cartón por el transportín con una mantita dentro, y se habituó a dormir en él. Cuando nos vamos de fin de semana a casa de mis padres, la meto en el transportín, la pongo en el asiento de atrás del coche (con su cinturón), y “autopista p’alante”. Ya en casa de mis padres, también tiene una habitación en la que duerme, y su cama sigue siendo el transportín.
  • Las plantas quería que sobrevivieran. Una de ellas no tuve más remedio que subirla encima de un mueble, ya que si no, no hubiera durado ni el primer mes. La otra, al ser más grande, se tenía que quedar en el suelo y parece que pese a los mordiscos aguanta viva. Eso sí, para que no sacara la tierra del tiesto, recorté un cartón del mismo tamaño que el tiesto, y se lo puse.

Está claro que el primer mes que un gato pasa en una casa es cuando más esfuerzo requiere por parte de los dueños, pero con perseverancia y paciencia se puede conseguir al menos socializar lo suficiente al gato como para convivir con él.

Por supuesto, los gatos opinan lo mismo de nosotros, y también con perseverancia y paciencia, mucha paciencia, nos acostumbrarán a lo que ellos quieran. Que para eso nos dejan vivir en su casa.

¡Enhorabuena a Marisunflowers y a Perico por el nuevo “Bicho” de la casa!

Anuncios

2 comentarios el “Todos tenemos un pasado

  1. Que monina…..

  2. Me encanta a bicha!!!! antes de traer a lupe a casa compré un arenero muy parecido al vuestro, el tema rascador de estos grandes sigue pendiente jejejeje Lupe tampoco duerme en mi habitación peor no le costó mucho adaptarse..creo que se quejó tres noche y ya..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: