10 comentarios

El todo incluido de la Riviera Maya

Disclaimer: Declino toda responsabilidad sobre las depresiones derivadas de la lectura de este post. Yo he avisado. No os podéis quejar.

Si recordáis, hace unos meses estuve contando cómo había sido el viaje por la Costa Oeste de Estados Unidos. Si no lo recordáis, aquí podéis refrescar vuestra memoria.panoramica playa

Pues el viaje no terminó en Las Vegas… El caso es que el viaje en cuestión no era un viaje normal, era una Luna de Miel. Y como en toda Luna de Miel que se precie, o al menos en toda Luna de Miel que yo aprecio, tiene que haber unos días tirados al sol en una playa paradisíaca. De hecho, mi condición para la Luna de Miel era que me daba igual dónde fuéramos, pero los 5 últimos días teníamos que pasarlos en una playa chula. No creo que sea mucho pedir, no? Guiño

Qué mejor que estos días de nieve y ventiscas para retomar la narración de las últimas etapas del viaje. La última parada planificada (penúltima real) fue entre Cancún y Playa del Carmen, en el hotel Valentín Imperial Maya. Era la primera vez que íbamos a un todo incluido, y tras la experiencia repetiríamos.

El hotel era uno de estos complejos enormes pero bastante bien integrado con la naturaleza que le rodeaba. Incluso tenía una zona vallada para que las tortugas pudieran desovar en ella.

Era sólo para adultos, y casi todos los ocupantes eran americanos de vacaciones o de boda (vimos varias en el hotel), y españoles de luna de miel. No había demasiada gente y era fácil conseguir mesa en alguno de los muchos restaurantes que había repartidos por el complejo. El personal del hotel, para mi gusto, era exagerada y artificialmente amable, siempre en búsqueda de la propina. No os sorprendáis si cuando vayáis a un todo incluido os miran mal al no dejar un dólar al camarero que te trae la leche en el desayuno, el que te sirve los mojitos detrás de una barra, el que te dice qué tumbona está libre, la que te trae una jarra de agua en la comida, a quien te da los buenos días… Sí, el tema de las propinas era un poco exagerado, o al menos así me pareció a mí, porque a los americanos les parecía lo más normal del mundo.

IMG_5900

Playas increíblemente blancas.

El hotel estaba en un entorno natural increíble, y todas las mañanas cuando íbamos a desayunar nos encontrábamos en las piedras de ambos lados del camino a estos bichillos tomando el sol. Nos dijeron que allí en Méjico los llamaban garrobos.

IMG_5962

Iguana Rayada o Garrobo

IMG_5966

El camino de la playa

IMG_5988

El paraíso, con mojito incluido.

Una de las cosas que nos llamaron mucho la atención fue que los americanos no iban a la playa por la tarde. Sólo les veíamos antes de comer. Después de comer te los encontrabas “drunk” en la piscina del hotel, donde también cogían el tono cangrejil tan típico de ellos. Nosotros encantados con esta costumbre, porque por las tardes la playa era casi casi para nosotros solos. El sol no quemaba, la temperatura era perfecta, había tranquilidad y las vistas, impresionantes. God Bless America!!!

IMG_5952

Se avecina una tormenta

En los cinco días que estuvimos allí también nos dio tiempo a vivir una tormenta tropical (qué manera de caer agua!), de que me picaran más mosquitos (sip, “me”, pa mí todos), tiempo de comer productos mejicanos, sushi, de dejar flipados a los americanos con una patada a un balón de fútbol americano… Y también tuvimos tiempo de hacer algo un poco más cultural como ver unas ruinas mayas, que os contaré en el siguiente episodio…


Publicado originalmente en https://catsandroids.wordpress.com bajo licencia CC BY-NC-SA 3.0

Anuncios

10 comentarios el “El todo incluido de la Riviera Maya

  1. Cada día estoy más impresionada con tu luna de miel, madre mía, eso si que es saber planear un viaje inolvidable!

  2. Aís…. vacaciones… yo quiero….

  3. Con la que está cayendo y nos pones los dientes largos con este viaje… Esa foto en la tumbona es una tortura!!!

  4. oye, por qué no me llegan tus actualizaciones? yo juraría que me he intentado suscribir 20 veces…

    Menuda envidia guapetona!

  5. jo, te escribo otra vez que no me mola nada el monigote que le ha tocado a mi comentario anterior

  6. oh!, mierda, tengo que cambiar de IP para librarme del moco verde?

  7. Es no ha sido una luna de miel, han sido unas cuantas seguidas. Pedazo de viaje!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: